Publicidad líquida…

Hoy os quiero hablar de un concepto que escuché el otro día en una reunión de trabajo, publicidad líquida. Para empezar a explicar que son este tipo de publicidad es mejor por explicar que son la publicidad sólida, su antónimo. La publicidad sólida es toda aquella publicidad que está destinada a un medio físico, la más tradicional. Está pensada para estar en un mural, una marquesina o un autobús. Una vez finalizada la campaña acaba lamentablemente en la papelera o si tienes mucha suerte y el contenido es original en la pared de la habitación de  algún joven (la mayoría de veces son carteles publicitarios de grupos de música o festivales, dudo mucho que sean de Dodot por ejemplo).

Por el contrario entonces, la publicidad líquida es toda aquella publicidad, más pensada en el mundo digital, donde puede ser publicada en un diario digital y acabar siendo un GIF viral en una red social. Puede llegar a ser una pieza musical en YouTube y acabar degenerando en varias versiones de diferentes estilos musicales creados por usuarios anónimos. Es decir, los contenidos fluyen y son utilizados por el mundo digital adaptándolos o modificándolos según convenga.

The Coca-Cola Company desarrollo el concepto de Idea Líquida, no por su tipo de producto (chiste fácil e innecesario), sino por el concepto de lanzar distintas campañas por múltiples agencias al fin de que cada historia desarrollada se sienta parte de una sola historia más grande. Es un concepto que permite realizar diferentes perspectivas creativas pero siempre manteniendo un objetivo común.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *